Publicado: 4 de Junio de 2019

Si eres empresa y quieres colaborar con el tercer sector, y amplificar tu impacto social, ahora lo puedes hacer a través de tus deducciones fiscales.


La Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018, en su Disposición Adicional 103, ha regulado la llamada "X Solidaria de las Empresas", es decir, una nueva asignación tributaria para fines sociales, que se añade a la existente desde hace más de 30 años en el IRPF, y conocida de todo contribuyente.

Se trata, en el Impuesto de Sociedades, de que las empresas sometidas al mismo, puedan –siempre de manera voluntaria y sin incremento alguno de carga fiscal para ellas- marcar una casilla, la nueva X Solidaria (número 00073 en el Modelo 200 y 069 en el Modelo 220), del 7 % de su liquidación anual de Impuesto de Sociedades, de manera que la suma de asignaciones por esta nueva vía se destinen por el Estado a nutrir un fondo dirigido a subvencionar actividades de interés general consideradas de interés social, que serán desarrolladas por entidades sociales no lucrativas de ámbito estatal.

Esta nueva asignación estará ya operativa en la liquidación del Impuesto de Sociedades que se practica en el año 2019, respecto del Ejercicio fiscal societario de 2018.

Para el CERMI y para todas las entidades del Tercer Sector de Acción Social es de máxima importancia que todas las empresas (que tributan por el Impuesto de Sociedades), asuman esta nueva forma de ejercer la responsabilidad social corporativa con objeto de que muchas personas, y en nuestro caso, las personas con discapacidad y sus familias, se vean beneficiadas con la puesta en marcha de proyectos sociales que redunden en la inclusión y en el bienestar de este sector de población.